jueves, 15 de octubre de 2009

Motivos por los que jamás me tomaré en serio el RuneQuest

Sé que International Khiladi no me lo perdonará, ya que fue el primer juego de rol que se compró hace dos décadas cuando empezamos en esto del rol, pero jamás me he podido tomar en serio el RuneQuest. No por el sistema, sencillo y efectivo pero arcaico en su descripción y confuso a ratos.
Más bien por esto:



¡¿A quién demonios se le ocurrió meter patos?! Y peor, ¡¿quién es el enfermo que quiere jugar con uno?!
Vale, en D&D hemos visto cosas por el estilo (me vienen a la cabeza los micónidos y los hombres hipopótamo de cuyo nombre no me acuerdo) pero.. ¡¡¡UN PATO!!! ¡¿QUÉ ES ESTO, LA VERSIÓN FANTÁSTICA DE HOWARD?!
Con la edición revisada de Mongoose me esperaba que se hubieran dejado de sandeces. Pero voy y me encuentro esto:



Claro que aquí tuvimos que aguantar las horrorosas portadas de Das Pastoras durante los últimos años de JOC Internacional, así que no sé que es peor. Eso sí que hizo mucho daño al juego, pero mejor lo dejo para otro día.

5 comentarios:

  1. ¡Pero que grande! Es que si no hay patos no es Runequest, por mucho que los odies. Es como dragonlance sin kenders o Forgotten sin Maztica XD

    ResponderEliminar
  2. El Mejor Kender de la Historia... Mi Bardo, el Kender Stratokaster. Tenía una mandolina mágica del copón, encordada para un zurdo.

    ResponderEliminar
  3. Yo siempre me hacía patos en RQ, seré ese colgado del que habla!

    ResponderEliminar
  4. En el RQ no hay patos, los hay en Glorantha, que es una ambientación de RQ. Es como D&D, que no tiene ambientación propia, las ambientaciones son Dragonlance, Forgotten Realms, etc. El RQ que se publicó en España tenía mezclado 2 ambientaciones: Tierra Alternativa (una especie de visión antigüedad mítica de la Tierra a lo Conan) y Glorantha (la de los patos).

    ResponderEliminar