sábado, 9 de abril de 2011

El Baúl de los Recuerdos: Mi primera figura

Cuando empecé a jugar a rol hace más de 20 años, una de las primeras cosas que hice (además de hacerme con la caja roja de Dalmau Carles de D&D) fue comprar una figura de plomo. Como International Khiladi acababa de comprar el Runequest e iba a empezar a arbitrar, decidí que mi personaje para esa campaña dependería de la figura que encontrase. Así que me dirigí a una tienda de modelismo que tenía material de rol (por desgracia hace años que está cerrada) y encontré una figura de Ral Partha que llamó mi atención de inmediato: un hombre lagarto.
En esos años las figuras todavía eran de plomo y, obviamente, yo no había pintado una figura en mi vida, pero quería que destacara, así que tambié compré un juego de pinturas Tamiya (otro error del que ya hablaré un día de estos).

La verdad es que no parece gran cosa...

A pesar de haberme comprado una figura más propia de un monstruo que de un PJ, International Khiladi estuvo de acuerdo con el personaje, que se tendría que enfrentar a la desconfianza de los PNJs humanos además de las dificultades de la campaña.

Como se puede ver, la figura es más bien tosca y los poco detalles quedaron tapados por mi nefasta capacidad para pintar. Sin embargo, conservo esa figura con gran cariño. Durante varios años jugué con el personaje del hombre lagarto, que logré retirar vivo tras convertirse en rey por méritos propios.

Pero eso es otra historia...

1 comentario:

  1. ¡Y se convirtió en rey por sus propios méritos! ¡Y acabó con el Señor de los Halcones, toda una gesta!

    ¡Que tiempos aquellos de Runequest-ubber! XD

    ResponderEliminar