miércoles, 7 de septiembre de 2011

El Baúl de los Recuerdos: Toon

Que Steve Jackson está mal de la azotea y le encantan los juegos disparatados es algo que sabemos hace mucho tiempo. Enseguida nos vienen a la cabeza juegos como Illuminati o Munchkin. Pero sin duda el pistoletazo de salida hacia la comedia desenfrenada de su compañía fue con Toon: The Cartoon Roleplaying Game.
Mezclad la violencia desternillante de los dibujos de la etapa dorada de la nimación americana como Tom y Jerry, El Correcaminos o Droopy con tramas surrealistas como ¿Quién engañó a Roger Rabbit? y todavía os quedaréis cortos. Personajes que no pueden morir, habilidades ridículas y mucha mala leche que garantizan una tarde de risas.
En cuanto al diseño de juego, Greg Costikyan vuelve a dar una lección de maestría con un sistema sencillo, ágil y muy dinámico, tal y como requiere la ambientación. Por su parte, las excelentes ilustraciones de Kyle Miller tienen un regusto a dibujo clásico ideal para este juego.
Lo dicho, toda una joya clásica.








3 comentarios:

  1. ¿Cómo es la experiencia de juego? ¿Hay módulos? ¿Hay trama? ¿Hay cohesión de grupo? Tengo curiosidad.

    ResponderEliminar
  2. ¿Hay módulos? Sí. ¿Hay trama? También. ¿Hay cohesión de grupo? XD No, para nada. De hecho el juego fomenta el hacer el cafre dentro del grupo como forma de juego normal. Total, un personaje "muerto" sólo queda inactivo por tres minutos hasta que reaparece.
    El juego está pensado para no tomarse en serio nada, para pasar una tarde quemando el stress acumulado. No tiene que tomarse como otro juego de rol porque el objetivo final de toda partida es el caos por el propio caos.

    ResponderEliminar
  3. Otro juego cafre de ese estilo es el Teenagers From Outer Spacer (TFOS) que hizo Mike Pondsmith. Los juegos hilarantes son geniales para una tarde de descanso entre campañas.

    ResponderEliminar