domingo, 9 de agosto de 2015

Actual Play: True Investigator

Llevaba tres años sin arbitrar una partida por motivos muy diversos que no vienen al caso. Me propuse poner remedio a esta situación pero, como estoy escribiendo en estos momentos mi Proyecto Secreto IV, tardo más en preparar cualquier cosa. Tenía una idea muy clara de lo que quería hacer, así que al final he optado por True Investigator. Esta modificación de Cthulhu Oscuro de Graham Walmsley hecha por Dani Lorente es un juego sencillo y efectivo para la ambientación que quería. Y vista la primera sesión de juego el resultado ha sido más que satisfactorio.


En el (ficticio) condado de Ventura Rocks, Nebraska, ha aparecido el cadáver de una muchacha que ha sido horriblemente abrasado por ácido hasta adquirir la textura del cuero. En su espalda, el asesino ha practicado dos cortes y deformado sendas costillas que sujetan varias plumas de ave, de forma que simulan un par de alas. Las manos y piés del cadáver se han sujetado con alambre de espino para dar a la víctima la apariencia de estar rezando. Como detalle final, el asesino ha trazado aldededor del cuerpo un círculo con un polvo blanco (que ha resultado ser cocaína muy pura) y ha escrito en el suelo con el mismo polvo en el suelo la frase See no evil (No verás el mal).
Ante el hallazgo, la Fiscal del Distrito ha organizado un grupo especial interdepantamental formado por el detective Ernesto "el largo" Martín de la Unidad Antivicio de la Policía de Omaha, el detective David Hackerman del Departamento de Homicidios de Bellevue y el patrullero Patrick O'Connolly de la oficina del Sheriff de Ventura Rocks.
La investigación pronto se ha complicado al descubrir la identidad de la fallecida, Manuela Starchaser, hija de un indio lakota y una inmigrante mejicana, que residía en la Reserva Nativa de Ventura Rocks, que se encuentra bajo la jurisdicción de la Oficina para Asuntos Indios (B.I.A.).
Con ayuda de la agente encargada de la oficina local del B.I.A., los PJs han empezado a intentar a atar cabos y a descubrir que en la pequeña ciudad de Ventura Rocks nada ni nadie es lo que parece ser, y que es muy difícil abrirse paso por entre una comunidad cerrada y casi abandonada a su destino como lo son las reservas de nativos americanos.
El sistema de True Investigator ha funcionado de perlas en esta sesión de casi cinco horas de juego. Lo único que ha faltado probar han sido las reglas de Locura (nadie se ha atrevido a tirar el dado verde xD) pero, por lo demás, todas las situaciones se han resuelto en cuestión de pocos segundos. Y eso que los PJs han tenido que resolver situaciones muy diversas: investigación forense y búsqueda de pruebas, entrevistas con PNJs para sonsacar información, una redada para capturar a un sospechoso, un interrogatorio que ha resultado brutal a la vez que hilarante...
Al minimizar el sistema, la historia ha avanzado de forma muy fluída. No estoy en contra de sistemas más completos, pero agradezco no haber tenido que demorar ninguna de las escenas por causa de tiradas de dados interminables. Además los tres jugadores International Khiladi (el inestable detective cubano-americano Martín), José Luís (el detective Hackerman, un lobo solitario al que no le gusta socializar) y Roger (el patrullero O'Connolly, un patriótico ex-marine que no hace más que meter la pata delante de cualquier mujer) se han puesto en la piel de sus personajes y han llevado a cabo una difícil investigación con gran aplomo, buenas ideas y algún momento desternillante en mitad del horror que les rodeaba.
En resumen, una tarde excelente de rol en compañía de buenos amigos, todo ello amenizado con la música de Leonard Cohen, la BSO de La carretera de Nick Cave y Warren Ellis y un par de discos de dark ambient/drone: el excelente Zodiac de Legion (el grupo del británico Andrew Lagowski, no confundir con los austríacos ultras del mismo nombre) y Cellblock de los suecos Atrium Carceri.
Preparar cualquier partida ambientada en una Reserva India requiere conocer bien la idiosincrasia de dichas reservas (legalmente no son territorio norteamericano sino territorio cedido para su protección), las leyes específicas, el funcionamiento del Departamento para Asuntos Indios (el B.I.A., la agencia federal que es la única que tiene jurisdicción en territorio indio). Por suerte tengo un ejemplar de B.I.A., excelente juego de rol publicado por Les XII Singes, que contiene un montón de información al respecto.
Gracias a Roger por la carretada de discos de ambientación que, de paso, escucho mientras escribo el Proyecto Secreto IV. ¡Y gracias a los tres jugadores por una sesión de juego tan tremenda! 
Podéis descargar las reglas de True Investigator en el blog de Dani Lorente.

6 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Ha sido épico... para lo bueno y para lo malo xD

      Eliminar
  2. ¿Podrías compartir la partida con la comunidad? Porque no pinta nada mal...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo siento pero no tengo el tiempo necesario para pasar a limpio el material de forma que se pudiera jugar de forma coherente.

      Eliminar
  3. Aquí el autor del sistema. Perdona que haya tardado tanto en responder, estoy en el pueblo de mis señora en medio de la nada Palentina y me cuensta encontrar una conexión estable. Aquí todavía no han inventado la cobertura. Me alegro un montón que os esté siendo útil y me encantaría que siguieses narrando la campaña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Dani. ¡Espero que el pueblo no se llame Innsmouth! ;)
      Me encanta la agilidad del sistema para esta clase de partidas. Hace que la historia pueda fluir sin problemas, algo de agradecer con la cantidad de giros que se pueden presentar.
      A medida que siga arbitrando nuevas sesiones subiré las correspondientes reseñas con el resumen de lo sucedido y los comentarios acerca del sistema. ¡Todavía falta tirar por Locura! *risa malvada*
      ¡Gracias por compartir el juego!

      Eliminar