domingo, 27 de septiembre de 2015

No estoy desaparecido (parte 8364)

Hola gente, si es que queda alguien ahí. No, no me han condenado a galeras ni nada por el estilo. Llevo desde principios de verano metido en tantas cosas que parece que esté intentando frenar una Flota Enjambre Tiránida. El Proyecto Secreto IV sigue su curso poco a poco, a la vez que preparo mi tercera novela. Tengo la cabeza en tantos sitios que la correctora de estilo de mi segunda novela ha terminado de revisar el texto y no ha conseguido que podamos quedar para hablar sobre el tema.
Pero no sólo ella debe querer mi cabeza. Hay un montón de gente a la que he dejado colgada porque se me ha ido el santo al cielo o por vivir encerrado en la biblioteca. Mis disculpas al amigo Tiberio por no haber seguido el mecenazgo de Savage Worlds. También al amigo Zonk por no avisar el mecenazgo del CbD Engine.
Y, sobre todo, a mi clon malvado/gemelo oscuro International Khiladi, que ha seguido subministrándome material rolero de primera calidad del que tengo pendiente reseñar.


Ya no os quiero ni contar cómo tengo La Biblioteca de Vorbarr Sultana. ¡En lugar de telarañas hay blips de genestealers! De todos modos, ahora parece que las cosas empiezan a estar más o menos bajo control tras el colapso veraniego (agravado por la crisis de insomnio que ha sido la puntilla perfecta a este caos), intentaré tener al día los dos blogs, que siempre me han ayudado como válvula de escape.
De nuevo, muchas gracias a todos por la paciencia que demostráis al volver a este humilde rincón. Sois los mejores.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada