domingo, 29 de noviembre de 2009

El Baúl de los Recuerdos: Traducción casera de D&D Expert Box Set

El primer juego de rol que tuve fue la caja roja, el Set Básico de Dungeons & Dragons que editó Dalmau Carles y que me regaló mi madre cuando cumplí 13 años. Hacía unos meses que International Khiladi y yo habíamos empezado a jugar a rol y, sobra decirlo, había sido amor a primera vista. En esa época lo que más jugábamos era D&D Básico. Pero claro, tres niveles de experiencia dan para poco y las expectativas para que apareciese la segunda caja traducida, el Expert Box Set, eran cada vez menores. Habíamos empezado a aprender inglés por nuestra cuenta ya que de ese modo podríamos acceder a multitud de comics y juegos de rol, pero todavía estábamos muy verdes. Entonces el colega de uno de los miembros de nuestro grupo de juego se presentó en el club donde jugábamos con los manuales que aparecen en la siguiente foto.

No parece gran cosa, pero es el mayor tesoro de mi
colección rolera

A simple vista no parecen gran cosa, pero encerraban un tesoro incalculable. ¡Una traducción casera mecanografiada del Expert!
Al parecer alguien del grupo de rol del colega de mi amigo se había pegado la currada de traducirlo al castellano, pasar a un procesador de textos, ponerle una maquetación sencilla, imprimir y encuadernar varias copias. Lo único que no se había incluído (por la obvia limitación de los ordenadores de la época) fueron las ilustraciones. Nos dejaron una de estas copias porque nuestro amigo les había dejado su ejemplar de la primera edición de Ars Magica. En esos tiempos en los que los juegos de importación podían costar el equivalente de 100 euros actuales (y no exagero) la única manera de conseguir material nuevo sin arruinarte era prestándolo a alguien que te pasara juegos para hacerte fotocopias. De ese modo nosotros conseguimos tres copias fotocopiadas del Expert, una de las cuales acabó en mi casa con el paso del tiempo.

Una maquetación muy sencilla pero práctica

Se intentó reproducir el estilo de tablas del original

¡Conjuros, conjuros, conjuros!


¡Y tesoros! ¡Muchos tesoros!

De repente se abrían ante nosotros diez niveles de experiencia nuevos, del 4 al 14, que permitían dar continuidad a las aventuras de nuestros personajes. Hay que destacar que el Expert fue uno de los primeros libros que leímos que incluía consejos sobre desarrollo de campañas y entornos de juego, algo inaudito para nosotros y que permitía dar rienda suelta a nuestra imaginación.

El Gran Ducado de Karameikos, el primer mundo de juego que vimos

Los mapas de campaña fueron las únicas ilustraciones
que se incluyeron en esta copia casera

Gracias a esta copia pudimos seguir jugando durante meses a nuestro juego favorito. Cuando llegó el momento de alcanzar el nivel 15 y saltar al Companion nuestros conocimientos de inglés habían mejorado lo suficiente como para no tener problemas. Tras haber alcanzado el nivel 23 el grupo decidió dar un merecido descanso a los héroes y retirarlos para seguir probando otros juegos. International Khiladi conserva aún vivo su primer personaje de D&D; el mío había muerto en una defensa heróica a nivel 5, momento en el que decidí tomar el manto de Dungeon Master que todavía hoy porto.
Con el paso de los años pude conseguir todas las cajas de reglas de D&D. Aquí tenéis mi copia en perfecto estado del Expert.

El Expert en todo su esplendor

El Set completo con el módulo X1 incluído

Los mapas originales del Gran Ducado de Karameikos

Ver la edición original de esta caja me permitió comprobar el tremendo trabajo y dedicación de ese grupo de jugadores que sólo conocí indirectamente, cuyo único premio fue que un puñado de personas como ellos pudieran seguir disfrutando de esta afición. Tras 20 años he tenido que reparar un par de veces la copia, sustituyendo el encuadernado en plástico tamaño folio por el actual A4. Sí, parecera una copia roñosa y destartalada, pero tiene un lugar de privilegio en la estantería con las cajas de Dungeons & Dragons. Para mí no sólo es un juego, es un recuerdo de incontables tardes en compañía de buenos amigos.
Y eso no lo cambiaría por nada del mundo.

7 comentarios:

  1. Yo tambien añoro esa época donde cada día había una, dos o tres partidas, de los juegos carisimos, las fotocopias, los viajes a París para conseguir material de Jex Descartes... Hoy en día los niños lo tienen muy facil, basta con descargar pdfs y putno. En nuestra época los juegos eran tesoros.

    Por suerte, 20 años después seguimos conservando ese tesoro. No lo vendimos para comprar cartas o lo tiramos como hicieron algunos al llegar a la "vida adulta" (ahí se pudran en el infierno de Arioco).

    ¡Larga vida al rol!

    ResponderEliminar
  2. Que recuerdos...

    habría hecho mucho por conseguir esa traduccion.
    la ventaja es que pude aprender con el ingles y comprar luego las reglas companion y las master .
    Hace tanto de aquello que no recuerdo ni donde las compre...creo que en arte 9 en Madrid.

    el caso es que ver las paginas del expert era como contemplar un tesoro.

    Inigualable.Recuerdos de toda una epoca maravillosa.

    ResponderEliminar
  3. Te comprendo perfectamnte. Aún hoy estoy buscando como un loco por eBay a un precio razonable la caja "Relatos de la lanza", que significa para mí lo que para otros la caja roja (yo soy un poco más joven)

    Lo que pasa es que los vendedores son unos zorros y lo ponen todo por las nubes... (el tío del Manual de Star Wars d6 precintado no lo ha vendido, a ver si se acaba la puja y lo baja un poco :S)

    No sé si los juegos hoy en día han perdido parte de la magia que tenían entonces o nosotros hemos crecido, o incluso si estaremos saturados de tanto libro y ya no nos impresionamos con nada. Sólo sé que cajas como aquellas siempre serán recordadas...

    ResponderEliminar
  4. Los únicos materiales de rol de que me he deshecho (y fueron a parar a una amistas que sé que los cuidará), fueron el manual D6 de Star Wars, la Guía del susodicho y la Guía del Imperio. No me arrepiento, sobre todo teniendo en cuenta que me sentí muy rebotado con Lucas después del Episodio I. Además, todavía no sé qué hacer con el resto de mis tomos de rol, que se están muriendo de risa.

    ResponderEliminar
  5. Hombre, si se trata de trabar amistad yo soy muy amistoso... :P

    En serio, mi recomendación es que los uses para jugar :) El rol es una experiencia incomparable (de aquellas que puedes hacer en un grupo de hombres) y tus manuales no merecen que les olvides a los pobres...

    ResponderEliminar
  6. En tiempos que no habia internet sucedian milagros. he reconocido esas hojas, esa traduccion porque nosotros teniamos las mismas. la caja roja y luego esas fotocopias, que epoca!!! markirian@yahoo.es

    ResponderEliminar
  7. Aun es una traducción casera me gustaría tenerla y con el tiempo editarla para que quede como el original. Que te parece

    ResponderEliminar