martes, 3 de noviembre de 2009

Conversiones de figuras y Gungans

Tengo la suerte de que entre mis compañeros de trabajo hay varios jugadores de rol con tantos años de experiencia como yo. Hace ya un par de años después de insistirme durante una temporada tuve la posibilidad de realizar durante la pausa de hora y media para comer varias sesiones de juego. El escogido fue el Star Wars de West End Games, principalmente porque a todos nos gusta, guardábamos buen recuerdo y era un sistema fácil y rápido que no representaría ningún problema para la única persona que jamás había jugado a rol del grupo. Cuando tanteé qué tipo de personajes querían llevar, entre todos decidieron que les apetecía jugar con Jedis así que, para facilitar las cosas, adapté las reglas para ambientar la partida en la etapa de las precuelas, pese a lo atravesadas que las tengo.
No pude resistirme y el PNJ que servía de gancho de la partida y de contacto del grupo era un Gungan insoportable. Eso me granjeó el odio automático de los jugadores y amenazas durante varios días. Aunque fue mucho peor cuando el pobre grupo (un caballero, un maestro y su padawan) se toparon con el hermano díscolo del PNJ en cuestión.
Darth Darkness.
O en palabras del Gungan ¡Oh, no! ¡Hermano de misa es el Gungan Oscuro de nosas Leyendas!
No sé como no me inflaron la cara a hostias ese día por hereje.
La idea se me ocurrió tras comprar varios displays del juego de miniaturas que era la versión para Star Wars del que llevaba ya un tiempo saliendo para D&D. Entre las figuras que me salieron repetidas había un soldado Gungan que llevaba una granada en la mano y otra en el cinto. No soy ni de lejos un buen pintor de figuras, aunque algo me defiendo, pero con unos retoques, un mondadientes y un par de capas de pintura el granadero ahora era un discípulo Sith con un sable en la mano derecha y otro en el cinto listo para encender.
Mis compañeros no me lo han perdonado todavía, pero la expresión de sus caras valió su peso en oro. Y si George Lucas no quería ver su universo ridiculizado con algo como un Gungan Sith pues que se lo hubiera currado un poco más y no hubiera filmado tres bodrios de películas que destrozan nuestros recuerdos de infancia.

La figura original, de la expansión Clone Strike
Aquí se aprecia el detalle de la segunda granada en
el cinto de la figura

Darth Darkness en su versión final (incluso el nombre que
le puse es horrendo)
Un toque de rojo en los ojos pedunculares para
completar el efecto de maldad

Los dos hermanos codo con codo

1 comentario:

  1. ¿Cómo no se le ocurrió a Lucas? Si es lo que todo el mundo ansia sacar en sus partidas... XD

    ResponderEliminar