jueves, 16 de febrero de 2017

El Baúl de los Recuerdos - Traveller: 2300

En mi ludoteca hay varios juegos que por una u otra razón nunca he podido dirigir. Uno de estos juegos de rol es un título de GDW que descubrí gracias a la revista Challenge y que se convertiría en uno de mis juegos favoritos: Traveller: 2300.



Pese a ser un juego de rol de ciencia ficción y llevar "Traveller" en el nombre, Traveller: 2300 no tenía nada que ver con el juego estrella de GDW. Sus raíces se encuentran en otro juego a simple vista muy diferente de Traveller: 2300. Me refiero a Twilight: 2000.


Publicado en 1984, Twilight: 2000 estaba ambientado en un futuro muy cercano y fatalista. El fin del s. XX ha traído la tam temida III Guerra Mundial, llamada la Guerra del Crepúsculo, un conflicto en que se ha luchado principalmente con armas convencionales hasta que se produce un limitado intercambio nuclear. Los personajes son soldados de uno de los dos bandos que han quedado atrapados en Europa tras una gran ofensiva en Polonia. Lejos de su hogar, sin apoyo y con un futuro incierto, los PJs tienen que optar por intentar regresar a su hogar, seguir luchando en el conflicto o unirse a un grupo de mercenarios o desertores. Twilight: 2000 salió al mercado en un periodo de máxima tensión entre EEUU y la URSS. Durante estos años no eran pocos los que opinaban que, con Ronald Reagan en la presidencia americana, la posibilidad de una guerra nuclear fuera algo más que hipotético.
Partiendo de Twilight: 2000, Frank Chadwick y Marc W. Miller empezaron a diseñar un juego de rol que transcurre 300 años en el futuro de esta ambientación. Las naciones de la Tierra han salido del conflicto y se han lanzado a una carrera espacial para establecer colonias, en la línea de lo ocurrido en los s. XVII y XVIII. Para cubrir los tres siglos de separación entre Twilight: 2000 y Traveller: 2300, Frank Chadwick organizó durante 1985 y 1986 El Juego, una simulación a caballo entre el juego diplomático y el wargame en la que participaron una docena de diseñadores y colaboradores de GDW. Cada participante controlaba varias naciones terrestres en turnos de 5 o 10 años, con Chadwick como árbitro de la simulación. El resultado de las acciones de los jugadores determinó los cambios políticos, económicos y sociales en las naciones terrestres y el estatus de las mismas en el año 2300.
Traveller: 2300 es un juego de ciencia ficción dura. Pese a la presencia de elementos como el viaje entre estrellas o el contacto con extraterrestres, estos están limitados. Aquí no se puede aplicar la fórmula "el alien de la semana", ni hay carta blanca para viajar a cualquier parte. El viaje a velocidades superiores a las de la luz tiene unas limitaciones tecnológicas que han hecho que la expansión humana se limite a unos 50 años luz de la Tierra. La tecnología suele ser una versión algo mejorada de la que se podía encontrar cuando salió el juego.
Al igual que Twilight: 2000, el reglamento básico de Traveller: 2300 se editó en formato box set. La caja básica contenía dos libretos de 64 páginas, uno para los jugadores y otro para el árbitro. El Player's Manual se puede dividir en dos partes claramente diferenciadas. La primera corresponde a la introducción al juego, la historia desde la Guerra del Crepúsculo hasta la actualidad, la posición de las naciones en el año 2300, las colonias y la tecnología.



En un juego de GDW no podían faltar las ecuaciones.


Y tampoco podían faltar los diseños de armas.




La segunda parte del libro corresponde a la creación de personajes, las habilidades, el equipo y los vehículos, con un apéndice con las naciones principales de la Tierra y las colonias.










El Referee's Manual contiene la vida en los mundos de la frontera, el sistema de resolución de tareas, el sistema de combate entre personajes, las reglas de vehículos, las reglas de astronaves, la creación de mundos y los encuentros con animales. Una de las cosas que menos me gustan de este manual son las ilustraciones de D. J. Barr, que con su estilo casi de cartoon cómico rompen el estilo de CF realista. Sin embargo, las ilustraciones de astronaves de Rob Caswell (que se convertiría en un colaborador habitual de la línea Traveller y de la revista Challenge) definirían el estilo de GDW durante los siguientes años.











¡Más fórmulas!

¡Y tablas con factores para calcular las características planetarias!


Este box set incluye el un planisferio celeste con las estrellas cercanas a la Tierra (hasta unos 50 años luz de distancia). Personalmente me parece el mapa más alucinante de todos los que he visto en un juego de rol.


La cantidad de estrellas y sistemas que aparecen en este planisferio es impresionante.




El mapa detalla cada uno de los Brazos, las tres principales rutas de transporte y comunicación entre sistemas, así cómo la forma de calcular la distancia entre sistemas.



Además de los dos manuales, Traveller: 2300 incluía cuatro libretos de 8 páginas. El primero tenía todas las hojas del juego: la hoja de personaje, de nave, de vehículo, de armas y de mundos, así como un resumen de tablas. Comparada con otros juegos, la hoja de personaje es muy sencilla y ocupa solo media página.





El segundo libreto es una lista con las más de 750 estrellas que aparecen en el mapa, ordenadas alfabéticamente y con sus coordenadas.


The Tricolor's Shadow en una aventura introductoria para que los nuevos jugadores se familiaricen con el clima de tensión que se vive en los mundos colonizados.


Por último Understandig 2300 contiene un ejemplo de creación de personaje y de mundo, dos breves aventuras (más bien dos ideas para desarrollar) y un rápido vistazo a dos razas alienígenas: los Kafer y los Pentapods. Los Kafer se convertirán en uno de los antagonistas de muchas partidas al protagonizar el arco argumental de la invasión de las colonias, desarrollado en suplementos, aventuras y en la revista Challenge.




Traveller: 2300 pronto se convirtió en uno de los juegos de éxito de GDW y dos años más tarde se lanzó una segunda edición revisada. Como el nombre del juego había causado confusión, se decidió cambiarlo por 2300 AD.
Pero eso es otra historia...

2 comentarios:

  1. Un clásico de la era GDW. Espero jugarlo antes que nos jubilemos :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también lo espero. Está en la lista de "arbitrar sí o sí" :__)

      Eliminar