miércoles, 29 de agosto de 2012

Tragedia en el Polo Sur: Valley of Eternity

El año pasado me enteré de la existencia de un juego de rol finlandés titulado Ikuisuuden laakso. Me llamó la atención que estuviese ambientado en la Antártida, un setting bastante insólito para un juego de rol. Además, los personajes eran pingüinos. Tras leer varias reseñas y un resumen de la creación de personajes que tradujo en un foro un aficionado finlandés, decidí que valdría la pena comprar el juego, aunque tuviera que utilizar el servicio de traducción de Google y un diccionario finlandés-español para leerlo. Por fortuna eso no ha sido necesario ya que desde la semana pasada está disponible la traducción al inglés bajo el título de Valley of Eternity.


En Valley of Eternity los jugadores pueden encarnar dos clases de pingüinos. Por un lado están lo héroes pingüino, tratados como parias por sus propias comunidades ya que se alejan de la ordenada rutina de su especie. Estos héroes equivalen a la figura del pistolero en los westerns, necesarios para la supervivencia de la comunidad pero no por ello tolerados. O, por otra parte, también pueden ser antipingüinos, seres que el omnipresente Glaciar ha marcado como elegidos debido a su pelaje blanco como la nieve, parias entre los parias que se alimentan del odio hacia sus semejantes y sus antiguos hermanos de especie.



Sean pingüinos o antipingüinos, los personajes sienten la poderosa influencia del Valle de la Eternidad, situado más allá de los desolados páramos helados del Glaciar, el lugar donde los pingüinos van a morir. A pesar de ello, ya sea porque el Glaciar les ha concedido su bendición (o mejor dicho, maldición) o porque consideran que tienen que cumplir su deber como héroes de su comunidad, los personajes no han muerto. Dotados de habilidades mágicas gracias a su fuerza de voluntad o por su afinidad con el Glaciar, los  personajes deberán colaborar pese a sus diferencias incluso con la oposición de sus comunidades.





La creación de personajes es muy sencilla. Cada personaje tiene cuatro atributos: Agilidad, Fuerza, Filisofía (para los personajes pingüinos) o Alma del Glaciar (para personajes antipingüino) y Supervivencia. Cada atributo empieza con un valor de 1 y los jugadores pueden distribuir 12 puntos entre ellas de modo que ninguno supere el valor de 5. Un pingüino no jugador tiene un valor de 2 en todos sus atributos, así que los personajes poseen valores muy superiores puesto que son héroes. Una vez repartidos estos puntos hay que modificar los atributos dependiendo de la especie de pingüino a la que pertenezca el personaje. Hay seis especies de pingüinos (pingüino emperador, pingüino rey, barón sin cabeza, pingüino real, pingüino adelaida y pingüino saltarrocas) cada uno con sus habilidades especiales y sus modificadores de atributos.
Con los atributos modificados se calculan las características secundarias: Defensa (protección contra ataques físicos), Voluntad (protección contra ataques sobrenaturales), Grasa (la cantidad de comida almacenada en el cuerpo) y Calor (los "puntos de vida" del personaje, que también se usan para activar la magia).
Para terminar cada personaje reparte 8 puntos entre los diversos Poderes Filosóficos (si son pingüinos) o Dones del Glaciar (si son antipingüinos) y se asigna el equipo que posee cada personaje.




El sistema de juego es muy sencillo. Un jugador lanza tantos d6 como puntos en el atributo a utilizar. Un resultado de 5 o 6 representa un éxito. Para la mayoría de tiradas un éxito será suficiente. En caso de combate, el número de éxitos necesarios para impactar es el valor de Defensa del enemigo  (para ataques físicos) o de Voluntad (para Poderes o Dones).



El mayor obstáculo que los personajes pueden encontrar es la propia Antártida. Aislados de sus propias comunidades, los personajes sólo pueden contar con sus propios medios para sobrevivir en un entorno hostil que se vuelve incluso contra aquellos a los que ha concedido habilidades sobrenaturales. Juhana Petterson, autor de Valley of Eternity, explica que la atmósfera que ha querido reflejar en el juego es similar a la de la película Sin Perdón de Clint Eastwood, con un tono sombrío y trágico que envuelve todas las acciones de los personajes. Por eso el juego está recomendado para hacer sesiones one shot o campañas cortas. De hecho, Valley of Eternity no posee un sistema de experiencia ni reglas para mejorar los atributos o poderes de los personajes.



Valley of Eternity es un juego excelente, perfecto tanto para jugadores veteranos como para novatos que estén empezando a descubrir la variedad de juegos de rol que existen. Además es una oportunidad perfecta para acercarse a un mercado fascinante como el de los juegos de rol en Finlandia.


La edición en inglés de Valley of Eternity ha sido publicada por Vagrant Workshop, la sección encargada de traducir al inglés los juegos de la editorial alemana Pro-Indie (que también ha publicado el juego en alemán). Además de Valley of Eternity, Vagrant Workshop también acaba de publicar en inglés los juegos Barbaren!, Western City y Vampire City, de los que os hablaré más adelante.
Muchas gracias a Carsten Damm de Vagrant Workshop por facilitarme una copia en PDF de Valley of Eternity para su reseña.
Podéis comprar Valley of Eternity como libro impreso o en formato PDF en este enlace.
Podéis consultar más información sobre los juegos de Vagrant Workshop en su página web en este enlace.
Podéis leer el blog en inglés de Juhana Pettersson, autor de Valley of Eternity, en este enlace.

4 comentarios:

  1. ¡Es una pasada! ¡Yo quiero jugar con un pinguinooooooo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que es más apropiado para ti un antipingüino xD

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. No se parece en nada a los juegos a los que estamos acostumbrados a ver. Muy recomendable.

      Eliminar