jueves, 22 de octubre de 2009

El baúl de los recuerdos: Maléfices

Uno de mis más preciados tesoros como rolero es la edición de Jeux Descartes de Maléfices. Durante los años 80 y hasta bien entrados los años 90 esta editorial fue una de las grandes en nuestro país vecino. No sólo se encargaba de la traducción al francés de clásicos (como La Llamada de Cthulhu, RuneQuest, Star Wars o James Bond) sino que también apostaba por la producción propia. Y sin duda la joya de la corona era Maléfices.

Comparativa de la caja con el Manual del Jugador de D&D

Maléfices es un juego de terror ambientado en la Francia de 1870 a 1914, una época insólita de paz tras la Guerra Franco-Prusiana hasta la Primera Guerra Mundial, pero que sin embargo es uno de los periodos donde conviven las contradicciones más absolutas. La Gran Depresión (1870-1895) primero y luego la bonanza de la Belle Époque (1895-1914) servirá para dividir más las clases sociales. En estos años conviven sorprendentes avances científicos con el retorno de lo espiritual y el misticismo. Este terreno ofrece un campo abonado para que las fuerzas sobrenaturales campen por las calles de Francia.
A diferencia de otros juegos como La Llamada de Cthulhu, Chill o Kult, lo sobrenatural en Maléfices suele permanecer en la sombra, actuando mediante agentes. Aquí prima por encima de todo la tensión ambiental más que la amenaza de unos tentáculos que despedacen a los personajes.

El contenido del juego incluye el primer módulo con dos
aventuras listas para jugar

El sistema de Maléfices es un sencillo porcentaje que se calcula según la dificultad mediante una tabla (la table des paliers) que sirve para resolver todas las acciones. Las características reflejan lo que el personaje puede hacer en todo momento y se prescinde de un sistema de habilidades en pro de la fluidez del juego. Y lo consigue, ya que las tiradas son mínimas pero efectivas, lo que con convierte a la historia en el centro de la partida.

La sencilla hoja del personaje

La hoja de control para el árbitro

Uno de los elementos que dan ese toque decimonónico al juego es que, durante la creación del personaje, el jugador debe tirar una baraja de Tarot confeccionada para el juego que puede modificar las capacidades del PJ e influir en su destino. Se deben extraer cinco cartas por personaje, de las cuales el jugador sólo conoce cuatro. Su quinto Arcano lo conoce únicamente el árbitro, una circunstancia que puede dar mucho de sí durante el desarrollo de una campaña.

El Gran Juego del Conocimiento, el Tarot especial para la
creación de personajes, toda una joya

La carta más temida por los jugadores

En la caja viene incluída la pantalla de juego, aunque dos terceras partes de la misma son la creación de personajes, puesto que en Maléfices sólo se necesita la table des paliers para resolver todas las acciones.


Más de la mitad del breve manual de juego lo ocupa la ambientación de la época que, pese a venir resumida, da buenas ideas para la preparación de las partidas y sirve de base para que investiguemos por nuestra cuenta en tan turbulento periodo de la historia francesa.

La ambientación está explicada mediante efectivas pinceladas
históricas

Todas las ilustraciones son reproducciones de material original
de la época

Como no, lo sobrenatural ("real" o inventado) ocupa un lugar
destacado en la ambientación

Desde hace unos años el juego lo editan los propios autores mediante su propia compañía Éditions du Club Pythagore. En un gesto para los aficionados, la editorialpermite descargar la primera edición del juego desde su página web de forma gratuita, algo que agradecer y que no es normal ni siquiera fuera de nuestras fronteras (aquí es impensable). El hecho de que haya salido una tercera edición demuestra que Maléfices sigue siendo uno de los juegos fuertes en el mercado francés.
Podéis descargaros el juego en este enlace, la pantalla del árbitro en este enlace y el Tarot en este enlace.
Si queréis probar un juego de terror no apto para munchkins pero que hará las delicias de cualquier jugador que disfrute con la buena ambientación, no lo dudéis y descargadlo ya. No os arrepentiréis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada